Remedios caseros para la quemadura de lengua

Tomar un helado, hacer buches con jugo concentrado de sábila o mascar chicle de menta son pequeños trucos caseros que ayudan a aliviar los síntomas de quemadura de lengua.

La quemadura en la lengua es algo que ocurre muchas veces cuando se ingieren bebidas o comidas muy calientes, como té o café, por ejemplo. Cuando esto sucede, surge sensación de quemazón, dolor, enrojecimiento, aumento de la sensibilidad, hinchazón, o incluso, decoloración de la lengua.

Remedios caseros para la quemadura de lengua
Para tratar una lengua quemada existen varios remedios caseros que ayudan al alivio de los síntomas como:

  1. Comer algo frío
    Cuando ocurre una quemadura, se recomienda comer algo helado para refrescar la zona afectada, de forma que combata el calor y la sensación de quemazón. Por eso, en estas situaciones lo que puede hacer es tomar un helado, beber algo frío o comer una paleta helada.

Además, tanto el yogur como la gelatina, también son buenas opciones para comer después de una quemadura en la lengua, ya que refrescan e hidratan la zona y debido a su textura, al deslizarse por la lengua estos alimentos acaban reduciendo el dolor y el malestar de la quemadura.

  1. Beber mucha agua
    El agua también puede ser benéfica cuando existen quemaduras en la lengua, ya que ayuda a balancear el pH de la boca, reduciendo los niveles de acidez. Además, el agua también es responsable de mantener la piel y mucosas bien hidratadas, lo que ayuda a la recuperación de la quemadura.
  2. Hacer buches con jugo concentrado de sábila
    La sábila es una planta medicinal con propiedades anestésica, antiinflamatorias, cicatrizantes e hidratantes, por lo que es ideal para aliviar los síntomas de quemazón en la lengua.

Además de ser un truco delicioso, los buches realizados con jugo natural de esta planta ayudan a la mucosa de la lengua a que se recupere y cicatrice, aliviando los síntomas de dolor, malestar y sensación de quemazón.

  1. Comer 1 cucharada de miel con propóleo
    Aunque no sea la combinación más deliciosa, la miel con propóleo es una excelente combinación para ayudar a tratar e hidratar la mucosa de la lengua. Mientras que la miel ayuda a suavizar y calmar la mucosa de la lengua, el propóleo posee propiedades que ayudan a la regeneración y cicatrización de los tejidos. Conozca para qué sirve y cómo se usa el extracto de propóleo.

Por eso, se recomienda agregar 1 o 2 gotas de propóleo a una cucharada sopera de miel, colocando la mezcla sobre la lengua y dejando actuar en la boca el máximo tiempo posible.

  1. Chupar una pastilla para la tos o mascar un chicle de menta
    Chupar una pastilla para la tos puede ser un buen remedio para aliviar el ardor y sensación de quemazón en la lengua, ya que estas contienen mentol que actúa como anestésico local, aliviando el dolor y el adormecimiento en la zona quemada.

Además, los chicles de mentol también son una excelente opción, ya que el acto de masticar el chicle ayuda a reducir la acidez en la boca, estimulando la producción de saliva, mientras que la menta posee una acción antiinflamatoria y calmante que alivia los síntomas de dolor y quemazón.

¿Qué hacer para acelerar la recuperación?
Durante la recuperación, o mientras los síntomas permanezcan, se recomienda evitar alimentos muy ácidos o muy salados como maracuyá, piña, alimentos fritos o aceitunas, poro ejemplo, ya que pueden acabar por agravar los síntomas.

Cuando no existe una mejoría de los síntomas y el dolor y el malestar en la lengua son muy fuertes o cuando existen señales de herida en la lengua se recomienda acudir al hospital o al servicio de urgencias, ya que pueden haber ocurrido una quemadura más grave que necesita tratamiento.

error: Content is protected !!