SÍNTOMAS DE LA CEFALEA TENSIONAL Y REMEDIOS NATURALES

La cefalea tensional es un tipo de dolor de cabeza que se produce como consecuencia de algunos irritantes de los alimentos, exposición al estrés y factores ambientales. Descubre cómo tratarla con remedios naturales.

La cefalea tensional, también llamada dolor de cabeza por tensión, es una dolencia bastante común. Se produce debido a contracciones musculares en la cabeza y cuello, las cuales pueden derivarse de alteraciones hormonales, consumo de ciertos alimentos y estrés.

El dolor es descrito por algunas personas como una banda apretada alrededor de la frente que puede variar de leve a grave, según su causa subyacente. Las mujeres tienen el doble de riesgo de tener esta dolencia en comparación con los hombres. Además, es recurrente entre quienes consumen alcohol y tabaco.

SÍNTOMAS DE LA CEFALEA TENSIONAL
En ocasiones, los síntomas de la cefalea tensional se confunden con los de la migraña. Sin embargo, este tipo de dolor de cabeza no suele acompañarse con náuseas y vómitos. De hecho, casi nunca llega a ser tan intenso. Los síntomas de dolor de cabeza por tensión incluyen:

Un dolor de cabeza sordo.
Sensación de presión alrededor de la frente.
Dolor y molestias en los músculos del cuero cabelludo, cuello y hombros.
Sensibilidad a la luz y ruidos fuertes (en pocos casos).
REMEDIOS NATURALES PARA LA CEFALEA TENSIONAL
Los analgésicos convencionales, como el ibuprofeno, paracetamol y aspirina, pueden ayudar a calmar la cefalea tensional. Sin embargo, la Clínica Mayo advierte que el uso prolongado de estos medicamentos puede causar dolores de cabeza por «uso excesivo» o «efecto rebote».

Por lo anterior, lo más conveniente es evitar los fármacos de venta libre tanto como sea posible. En su lugar, se aconsejan las técnicas de relajación y algunos remedios de origen natural que pueden tener efectos analgésicos. ¡No dudes en probarlos!

ACEITE DE MENTA

El aceite esencial de menta tiene mecanismos de acción que favorecen el alivio de la cefalea tensional. De hecho, sus propiedades se comparan con los efectos del paracetamol y del ácido acetilsalicílico. Para este fin se recomienda su aplicación externa mediante masajes.

INGREDIENTES
6 gotas de aceite esencial de menta
1 cucharada de aceite de oliva (15 g)
PREPARACIÓN
Primero, combina el aceite esencial de menta en una cucharada de aceite de oliva. Si lo prefieres, dilúyelo en agua tibia y úsalo en compresas.
MODO DE USO
Frota el tratamiento en las sienes con un suave masaje.
Déjalo absorber sin enjuagar y repite su uso 2 veces al día.
ACEITE ESENCIAL DE LAVANDA
El aceite esencial de lavanda se ha utilizado en la aromaterapia por sus propiedades curativas. Sus compuestos volátiles ayudan a relajar el organismo para paliar trastornos como la ansiedad, el estrés y los dolores de cabeza. Además, actúa de manera beneficiosa en el tratamiento de trastornos neurológicos.

INGREDIENTES
10 gotas de aceite esencial de lavanda
2 tazas de agua (500 ml)
PREPARACIÓN
Vierte el aceite esencial de lavanda en dos tazas de agua hirviendo.
MODO DE USO
Inhala los vapores, acercando la cabeza al recipiente con la mezcla.
Si lo prefieres, pon el aceite en un difusor.
MATRICARIA

La matricaria tiene compuestos bioactivos que ayudan al alivio de la cefalea tensional. De hecho, puede calmar dolores fuertes como el de la migraña y los espasmos. Además, actúa como antiinflamatorio, es antioxidante y favorece la circulación.

INGREDIENTES
1 cucharadita de matricaria (7 g)
1 taza de agua (250 ml)
PREPARACIÓN
Agrega la cucharadita de matricaria en una taza de agua hirviendo.
MODO DE USO
Ingiere una taza de la infusión cuando te aqueje el dolor de cabeza.
Precaución: esta planta está contraindicada en caso de embarazo y alergia a la planta. Puede causar efectos secundarios como úlceras bucales o irritación de la lengua.

VALERIANA
Por sus efectos antiespasmódicos y relajantes, la valeriana es una de las mejores opciones para prevenir y tratar las cefaleas tensiones. Dado que regula el sistema nervioso, disminuye la tensión derivada de las crisis de estrés y ansiedad.

INGREDIENTES
1 cucharadita de raíz de valeriana seca (7 g)
1 taza de agua (250 ml)
Miel de abejas (opcional)
PREPARACIÓN
Primero, agrega la cucharadita de raíz de valeriana seca en una taza de agua.
Pasados 10 minutos, fíltrala con un colador y agrégale la miel.
MODO DE USO
Ingiere una taza de infusión y reposa.
Precaución: la planta puede causar somnolencia, por eso lo idóneo es tomarla antes de dormir.

error: Content is protected !!